Anuko, el perro 'gruñón': de los memes a pagar los estudios a su dueña