Niños, los huéspedes que no siempre agradan a todos