Un ejecutivo de Google muere envenenado por una prostituta de lujo