Girona pone candados a los contenedores de basura