El árbol de Navidad, la diversión gatuna