Nuevo golpe contra un fraude a la Seguridad Social para cobrar el paro de forma ilegal