Un miembro de Seguriber dice que la orden de abrir el portón la dio Franciso del Amo