Feijóo confirma que algunos de los focos son “absolutamente intencionados”