Los portugueses, orgullosos de su triunfo en Eurovisión