España, cada vez más pobre