La "España seca" está más seca que nunca