Melilla: Escapando bajo una atracción de feria