Descubren un interruptor genético capaz de acabar con la obesidad