Decenas de pueblos siguen practicamente incomunicados