Asia y África, los continentes con más niveles de contaminación