Los enfermeros de La Paz trataron de impedir que el padre se arrojara con su hija