Compraron un sarcófago sin saber que la momia estaba dentro