Comienza la primera gran operación salida del verano, la más cara de los últimos cuatro años por el precio del combustible