Se arrodilla frente a su tumba tres años después de haberle dado por muerto