Los baleares, navarros y castellano-manchegos, los que menos se cepillan los dientes