Café con mascotas, la nueva atracción turística en Tokio