Famosa por su lucha contra el cáncer, admite que nunca tuvo la enfermedad