Barcelona espera generar 460 millones de euros en el Congreso Mundial de Móviles