Avalancha de voluntarios para ayudar en Sant Llorenç