Riñas familiares y declive económico, móviles del asesinato del Carmen Martínez