El pederasta de Ciudad Lineal, acorralado por las pruebas claras y contundentes