Derriban la vivienda que construyeron para huir del violador de su hija