Accidentes y procesiones complican la circulación en algunas carreteras españolas