Los adolescentes arriesgan la vida con el juego del ahogamiento