La policía irrumpe por error en una casa de Sevilla