Alrededor de 200 coches amanecen con las ruedas pinchadas en Cataluña