Israel arremete contra los países que consideran ilegales los asentamientos