Un rapero australiano se lanza al mar para no pagar la cuenta