Las mujeres sufren el doble de estrés navideño que los hombres