Las modelos negras reivindican su hueco en las pasarelas