En quince minutos, una tormenta destroza Timisoara y deja 140 heridos