Las milicias rebeldes atacan a la población siria con proyectiles y gas cloro