Matemáticos, la profesión con menos paro