La derecha ataca a Varoufakis por su ático con vistas al Partenón