Llevó a clase su último invento, y acabó en la cárcel por terrorista