Los letrados concluyen que el plazo para investir a un 'president' no ha empezado