Un youtuber con una camiseta de Franco recibe una brutal paliza en el 1 de mayo de Göteborg