El volcán Kilauea no da tregua tras una semana de plena actividad