Una venganza familiar parece ser el motivo principal de la matanza de Texas