Ultraderecha y antifascistas, frente a frente en las calles de Chemnitz