Acaba la toma de rehenes en el norte de Francia