El balance del terremoto se eleva a 6.841 muertos y más de 14.000 heridos