Una actriz porno asegura que el entorno de Trump le amenazó para que no revelase sus encuentros con él