La Policía irrumpe en la cafetería de Sidney y se escuchan disparos