Sarkozy: "España ya no está en primera línea de la crisis"